Personas al servicio de personas. Marcela Vega, gerente de Calícrates

 Cat: Beprevent, Historias Beprevent, Innovación
Marcela Vega. Gerente de Calícrates

Marcela Vega, gerente de Calícrates. Fotografía cedida por Calícrates. Fotógrafa: Ana Osés.

Ella misma se define como “arquitecta de las otras“, y es que hace mucho tiempo que Marcela Vega Higuera descubrió que lo arquitectónico va más allá de cuestiones estéticas y resultados estelares, sino que por el contrario, es una herramienta social al servicio de las personas.
Licenciada en Arquitectura por la Universidad Nacional de Colombia, su proyecto de fin de carrera fue su primer acercamiento al mundo de la accesibilidad, al crear un edificio de vivienda para personas con discapacidad física y visual. Aunque será en el mundo de los museos, donde pudo conocer la accesibilidad como un problema real y a la orden del día. En 2004 llega a Madrid, ciudad en la que realizó un Máster de Diseño y Gestión de Exposiciones y un Postgrado de Accesibilidad Universal y Diseño para Tod@s; estudios que ha combinado con diferentes trabajos en empresas de reconocimiento en el sector de la accesibilidad, así como de museografía y atención social. Cuenta con el título de Arquitecta Técnica en España y actualmente está realizando su tesis doctoral en la Universidad Pública de Navarra.
A mediados de 2011 y tras varios años de experiencia e investigación, fundó la empresa Calícrates, dedicada a la accesibilidad y el diseño universal, con el fin de que la arquitectura no volviera a ser injusta con nadie más.
Su proyecto Calícrates, se trata de una empresa dedicada a la realización y la gestión de proyectos de accesibilidad universal desde tres grandes áreas: el diagnóstico y análisis de casos concretos; el diseño y la coordinación de proyectos de accesibilidad; y la formación y sensibilización en cuestionas relacionadas con su ámbito de trabajo, ya que según nos cuenta hay aún mucho que mostrar.

¿Como accede Marcela Vega al mundo de la accesibilidad?

Ya me asomé a la accesibilidad cuando hice el trabajo fin de carrera, aunque comencé a conocerla desde el modo en que la trabajo actualmente a través de un Máster de Museos que hice por la Universidad CEU San Pablo, en el que José Antonio Juncá me dio una clase de accesibilidad en museos. José Antonio era y es una referencia dentro de este campo, y decidí hacer las prácticas en su empresa, SOCYTEC, una de las primeras en dedicarse a este ámbito en España. Ahí fue cuando comencé a trabajar en este campo de un modo universal, transversal e integral.
A día de hoy son muchas las personas que no llegan a darse cuenta de la injusticia que se comete cuando no hay accesibilidad.

¿Por qué Calícrates?

Calícrates surge en el año 2011 como una reivindicación a la figura del profesional de la accesibilidad.

Desde que era estudiante, estaba convencida de que la arquitectura es un servicio social. No entiendo ni comparto la figura del arquitecto o arquitecta estrella que hace edificios espectaculares y nada más. Considero que la responsabilidad del profesional debe ser adaptarse a los problemas de las personas, dando acceso a un habitad y un entorno en condiciones optimas de seguridad, comodidad y convivencia. Al darme cuenta que había personas con las que la arquitectura estaba siendo realmente injusta, me puse a trabajar en ello. Esto me ha llevado a una dimensión cada vez mayor, que se escapa de los límites de la arquitectura para alcanzar otros sectores como la comunicación, la tecnología y el diseño.
En Calícrates lo importante es que los proyectos se trabajen desde todas las circunstancias humanas, teniendo en cuenta el diseño universal no solo aplicado al edificio, sino a los productos, los servicios y la atención al público y que cuando hacemos una intervención se impliquen todos los agentes de manera transversal. Para que realmente se pueda hacer una accesibilidad buena se tiene que investigar muchísimo.
Estamos convencidos del poder de la comunicación y la puesta en común de conocimientos, de ahí que nosotros estemos en un coworking y no en una oficina privada. Consideramos que es muy importante la interacción con otros profesionales y la multidisciplinariedad, con el fin de unificar recursos y no desperdiciar talento. De hecho, nuestro contacto con Rafael Serrano y Beprevent se produjo así, ambos coincidimos en un Congreso sobre Innovación Social en Pamplona. Al comentarle lo que hacíamos en Calícrates, establecimos una colaboración con el fin probarlo y ver como podía aplicarse. La cuestión es no parar de investigar.

Biblioteca de Calícrates. Fotografía cedida por Calícrates. Fotógrafa: Ana Osés.

¿Como ha sido tu experiencia con Beprevent?

Pues una vez que lo probé en la oficina, decidí ponerlo en funcionamiento de manera real con un familiar. No fue elegido al azar, sino que fue con un familiar que ya era usuaria de otros dispositivos como el botón rojo.
Una vez que me dio su consentimiento, para empezar, decidimos instalar las etiquetas únicamente en las puertas con el fin de partir de elementos de uso básico, sin etiquetar elementos de uso más personal como el mando de la tele o las llaves, entre otros.
Solo con el etiquetado de puertas de la casa, he recibido una gran cantidad de información, sobre todo en determinadas partes que se consideran clave, como pueden ser el baño o la cocina, permitiéndome conocer perfectamente sus ritmos. Esto ha provocado que ella se sienta más tranquila y no quiera deshacerse de Beprevent, hasta el punto de que nos hemos acabado quedando con el dispositivo que en un principio era solo para probar.
A modo de anecdota: un viernes, la app me avisaba muy a menudo de que había movimiento en la puerta del baño, lo que provocó que me preocupara. Al llamar a mi familiar, resulta que tenía visita y por tanto había un mayor uso de esa zona. Fue una falsa alarma, pero en el caso de no haber sido por motivos de visita, me habría permitido adelantarme un posible problema. Por eso es muy importante decidir en que objetos se deben colocar las etiquetas, ya que pueden ser objetos que arrojen una gran cantidad de información.

De cara a otros usos y relacionado con mi trabajo, también lo veo muy útil para ser usado en la adaptación de espacios habitables, con el fin de ver en que zonas de la vivienda o con que objetos interacciona más el usuario. Esto es muy importante, ya que nos permite saber en que partes de la vivienda se debe de intervenir de una manera más exhaustiva.

En Beprevent empleamos el entorno de la persona como aliado para contribuir a valores como la libertad, la prevención y la tranquilad para los familiares ¿Que importancia consideras que tiene el entorno habitable en la vida de los usuarios?

Una de las cosas que me gustó de Beprevent es que permitía conocer las rutinas de una persona sin invadir su privacidad de forma excesiva, al ser una cosa que no está adherida al cuerpo. La ruptura de uso de ese entorno habitable es lo que hace que debamos de preocuparnos, con el fin de poder anticiparnos a futuros problemas. Por eso considero que es una herramienta perfecta no solo de uso individual, sino de complemento y apoyo a las labores de un profesional.
Es el producto perfecto para personas que están a gusto en su casa y es allí donde quieren permanecer, sin necesidad de romper de manera abrupta esa relación que provoca bienestar y tranquilidad a la persona afectada.

Creemos que Beprevent puede ser un complemento perfecto para servicios como el de Ayuda a Domicilio, ya que consideramos que puede ser un complemento perfecto a la labor presencial de apoyo en el hogar.

Me parece una idea muy acertada, ya que considero que los datos que arroja la plataforma en manos de un profesional pueden aportar información clave a la hora de conocer y analizar a usuarios en situaciones de dependencia, pudiendo adelantarse así a problemas realmente serios como posibles lesiones o signos de enfermedades.
Combinando la experiencia de los familiares con la objetividad de los profesionales de la asistencia personal se pueden alcanzar excelentes resultados.
Con un uso adecuado de Beprevent se puede mantener un alto grado de autonomía alcanzando una alta dependencia, ya que gracias a la información que arroja, podremos ir adaptando las necesidades de los usuarios de manera progresiva, evitando cambios bruscos y prematuros.

Y para finalizar ¿Cómo crees que está marcando la digitalización y la tecnología 2.0 al sector de las personas con discapacidad o de la tercera edad?

Desde luego la tecnología nos va a solucionar muchísimos temas de accesibilidad y monitorización de pacientes con el fin de contribuir a una mejora en la calidad de vida. No cabe duda de que las personas que hoy en día son usuarios de aplicaciones como WhatsApp o Redes Sociales, serán futuros clientes que tendrán lo tecnológico más que asimilado, por tanto las empresas deberían de irse posicionando en esos campos.
Por otra parte considero que no se debería permitir que existiera una brecha entre las personas que por cuestión de edad se están perdiendo este tipo de adelantos o ayudas, por tanto hay un interesante y duro trabajo de mediación y formación digital por parte de las empresas que se encargan de estos sectores como podría ser vuestro caso.

El potencial de Beprevent está en que es una herramienta para personas que atienden a personas. No es una herramienta que sustituya la labor presencial, sino que la potencia y la ayuda a conseguir mejores resultados y sobre todo a prevenir problemas que a la larga no podrán tener una solución inmediata.

Recommended Posts

Escribe tu comentario

Beprevent.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Bepreven SAD