¡Mi padre se comporta de manera extraña!

 Cat: Consejos

De repente un día comenzamos a notar que algo raro pasa con nuestro padre o madre que vive solo. No sabemos muy bien qué es pero lo notamos diferente. Está confundido y desorientado… Se ha olvidado de tomar la medicación, no sabe si ha comido, se acuesta a horas diferentes, incluso tiene mucha actividad nocturna o se muestra agresivo con nosotros cuando le sugerimos que haga algo.

 

Las personas mayores mantienen un frágil equilibrio en su salud que puede verse  afectado por innumerables alteraciones. Puede ocurrir que una complicación en un ámbito (resfriado, episodio de estreñimiento, deshidratación, infección urinaria, etc.) pueda alterar de manera significativa su estado cognitivo. Esta situación, es muy preocupante para la familia que no sabe cómo reaccionar o qué hacer. Hemos de mantener la calma y pensar que a veces estos signos nos están indicando que algo está pasando.

Estamos ante un Síndrome Confusional Agudo (SCA) o delirium y éste debe considerarse más como un síntoma que se produce en el transcurso de numerosas patologías propias del adulto mayor. Por ejemplo, es muy frecuente verlo en personas de edad avanzada que son hospitalizadas. Muchas veces el simple ingreso en un hospital puede ser motivo para que se produzca. De hecho, este síndrome es muy raro en personas de 60-65 años y muy habitual a partir de los 75.

¿Cuáles son sus síntomas?

Sus síntomas son muy llamativos y suelen alertar y preocupar mucho a los familiares. El delirium puede manifestarse de muchas maneras pero habitualmente aparece como un estado de gran somnolencia, si bien los síntomas más llamativos se refieren a alteraciones de la función cerebral que inducen un deterioro cognitivo y una alteración en la conducta:

  • Desorientación espacio-temporal: no sabe dónde está ni si es de día o de noche.
  • Pensamiento desorganizado: salta de una conversación a otra y las mezcla, no es capaz de seguir una secuencia de acciones, etc.
  • Alucinaciones: puede decirnos que otras personas lo han visitado o incluso que habla con las personas que aparecen en la TV.
  • Estado de agitación que puede llegar a ser extrema: muestra comportamientos de agresividad que nunca han sido propios tanto verbales como físicos.
  • Déficit de atención: le cuesta mucho atender y comprender simples instrucciones.
  • Alteraciones del sueño: duerme de día y de noche pretende hacer actividades. Este tipo de signos son los que muchas veces nos alertan ya que son los vecinos los que lo oyen “trastear” en el silencio de la noche.

Todos estos síntomas aparecen bruscamente, casi de un día para otro, y fluctúan mucho a lo largo del día, siendo de mayor intensidad durante la tarde-noche.

Entonces, ¿qué nos puede estar indicando el delirium?

Para hacer un adecuado tratamiento deberemos mantener la calma, informar de estas alteraciones lo más rápidamente posible a su médico y, por último, buscar cuál es su causa. El delirium puede ser inducido por múltiples factores de riesgo y enfermedades crónicas:

  • Presencia de una demencia o deterioro cognitivo
  • Depresión, ansiedad o estrés
  • Dependencia funcional (falta de movilidad)
  • Aislamiento
  • Hospitalización
  • Infecciones (principalmente respiratorias, urinarias y leucocitosis)
  • Enfermedades neurológicas agudas (ictus e infecciones como la meningitis)
  • Insuficiencia hepática o renal
  • Enfermedades endocrinas (diabetes no controlada)
  • Fármacos (psicotrópicos, sedantes, reguladores del ritmo cardiaco, analgésicos, anticolinérgicos, anestésicos, etc.)
  • Desnutrición o deshidratación
  • Estreñimiento pertinaz
  • Cirugía previa
  • Dolor

Un cuadro de delirium puede durar, días, semanas o meses, dependiendo de la causa subyacente que lo desencadene. Está considerado como un importante factor de riesgo de sufrir una demencia, hasta el punto de que en muchas ocasiones puede ser consecuencia del agravamiento de una deterioro cognitivo incipiente.

Tratamiento del delirium

Ante todo, hay que decir que el conocimiento de las causas que desencadenan el delirium puede llevar a que se deban adoptar medidas preventivas dirigidas a evitar que se produzca. Pero en el caso de que se presente, el tratamiento debe dirigirse

  • al control de los factores de riesgo que lo producen y
  • al control de los síntomas.

Esto puede ser sencillo si la causa es la toma de algún medicamento concreto, pues sería suficiente con sustituirlo. Sin embargo, en otros casos puede llegar a ser mucho más complicado.

Las personas que sufren delirium deben ser sometidos a una estrecha y continua vigilancia que nos asegure unos cuidados de soporte adecuados, como que se alimente adecuadamente, controlar la función intestinal y urinaria, que mantenga un adecuado ciclo de sueño-vigilia, que tome la medicación de manera adecuada etc., y un control de sus síntomas para evitar situaciones de riesgo físico que podrían empeorar la situación.

La importancia de conocer las rutinas de las personas mayores para prevenir

Como se ha dicho más arriba, la prevención y una rápida intervención son factores que aumentan el éxito ante situaciones de delirium. Estar informado de cómo se desarrolla el día a día de nuestro familiar mayor puede ser determinante para evitar situaciones como de la que venimos hablando.

Beprevent es el gran aliado que informa en tiempo real de las rutinas (levantada y acostada, toma de medicación, salida a la calle, visitas al baño, alimentación o hidratación, hábitos de higiene, etc.) de la persona mayor, y todo ello, sin que ésta tenga que hacer nada. Basta con que siga su ritmo de vida habitual. Beprevent te permite también la programación de alertas que te avisarán de posibles situaciones de crisis que pueden derivar en mayores complicaciones a futuro.

Beprevent es el asistente personal que proporciona independencia a las personas mayores y la seguridad de saber que su familia está pendiente de ellos y, por otro lado, ofrece a la familia la tranquilidad de estar informada de que todo marcha bien, y que si algo se altera, te informará inmediatamente.

Recommended Posts

Escribe tu comentario

0

Beprevent.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies