6 consejos de uso de Beprevent en las épocas de frío

 Cat: Consejos

Llega el frío y para las personas mayores con bajas defensas o con situaciones de salud comprometidas puede ser una época del año de especial atención.

Las personas mayores son más vulnerables a los cambios de temperatura debido a la mayor facilidad de pérdida de calor corporal.  Algunas de las enfermedades más frecuentes en nuestros mayores se agudizan en estas épocas de mayor frío.  Desde procesos gripales, potenciados por las bajas temperaturas y las bajadas de defensas de estas épocas, pasando por la agudización de procesos reumáticos y dolores musculares, asociados a patologías osteo articulares, hasta llegar a los trastornos del estado de ánimo como la depresión y la distimia, son patologías que se incrementan en etapa invernal.

Con la llegada del invierno y la disminución de las horas de luz nuestros mayores disminuyen su actividad diaria, incrementando los periodos de inactividad en el domicilio y disminuyendo sus salidas a la calle, hasta llegar en ocasiones a aislarse más de lo recomendable disminuyendo las relaciones sociales, el contacto con los vecinos y las actividades que realizan habitualmente fuera del domicilio. Estas situaciones combinadas con la disminución de las horas de luz natural favorecen la aparición de trastornos del estado de ánimo como la depresión.Por ello os traemos algunos consejos para hacer frente al frío sin que los mayores vean resentida su salud ni su calidad de vida.

1º Favorece que mantengan su actividad física, pero establecer nuevos horarios ajustados a las horas de luz.

En esta época la caída del sol hace que en algunos meses del invierno sea de noche a las 17.30h. Actividades que nuestros mayores podían hacer en el exterior habitualmente a esas horas es recomendable que continúen haciéndolas, pero esta vez a horas más matutinas. Salir a realizar actividades de paseo durante la mañana, cuando las temperaturas son menos frías nos permite seguir con sus actividades físicas y ocupacionales rutinarias sin el inconveniente de la pérdida de luz y de las bajas temperaturas que aparecen cuando el sol se pone.

Podemos colocar una etiqueta Beprevent en la puerta de la calle para saber si nuestro familiar realiza dicha actividad durante la mañana y así evitar las salidas cuando hace más frío.

2º En épocas invernales ventilar adecuadamente la casa es un factor de prevención frente a enfermedades como los procesos gripales y catarrales.

Una correcta ventilación del domicilio favorece que el aire de la casa se renueve. Así, se eliminan las diferentes bacterias y virus que puedan existir en el ambiente. Los expertos aconsejan una ventilación de al menos 10 minutos durante la mañana.

Colocando una etiqueta Beprevent en una de las ventanas del domicilio sabremos si nuestro familiar ha ventilado correctamente el domicilio.

3º La alimentación siempre es importante, pero en esta época más.

Una alimentación rica en vitamina A y vitamina C nos aporta las defensas necesarias para hacer frente a las enfermedades típicas del invierno. Por ello es muy importante llevar una buena alimentación y cumplir con una dieta adecuada.

Si colocamos una etiqueta de Beprevent en el frigorífico sabremos la rutina de alimentación que lleva nuestro familiar evitando así situaciones de malnutrición.

4º La piel de los mayores sufre en exceso en periodos de frío.

Las bajas temperaturas producen daños en la piel, como grietas o escamas que pueden ser fácilmente solucionadas con una adecuada hidratación a base de cremas y pomadas.

Concienciar al mayor de la importancia del cuidado de la piel y colocar una etiqueta Beprevent en los botes de crema o armario/cajón donde el mayor guarde estos productos puede ser una buena manera de prevenir problemas cutáneos.

5º Mantenerse bien abrigado es otro pilar básico del cuidado de mayores frente al frío.

Evitar la fuga de calor del cuerpo es un factor de protección frente a la posible debilidad del sistema inmunológico. Por eso es importante que la persona mayor salga a la calle bien abrigado, con la ropa adecuada y con gorros, bufandas y guantes que eviten la fuga de calor del cuerpo.

Podemos colocar una etiqueta de Beprevent en el armario donde nuestro familiar tenga los abrigos y la ropa de invierno, en la percha donde cuelga su abrigo o en el cajón donde guarda sus guantes y bufanda. De esta manera sabremos si sale a la calle con la ropa adecuada.

6º En caso de que en el domicilio haya calefacción individual es importante mantener una temperatura adecuada.

Es importante confirmar que la temperatura del domicilio es adecuada para la época del año correspondiente. La temperatura de confort establecida por los expertos es de entre 20º y 21º.

La única manera de saber a distancia la temperatura del hogar de nuestro familiar es a través de dispositivos de termostato y termómetro inteligente que nos dan la temperatura en nuestro dispositivo móvil a distancia. Sin embargo, en casos de calefacción individual podemos colocar una etiqueta Beprevent en el termostato del domicilio para saber si nuestro mayor modifica la temperatura de confort establecida.

 

Beprevent te permite elegir la combinación de objetos más adecuada en función de las necesidades de tu ser querido mayor y  de tus preocupaciones

 

 

 

Puedes encontrar más información sobre Beprevent visitando nuestra web www.beprevent.es o puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo info@beprevent.es o llamando al 900 921 952. ¡Estaremos encantados de hablar contigo!

Recommended Posts
0

Beprevent.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Puedo ayudarte?