Atención a Domicilio Avanzada: un paso más en los servicios en el hogar

 Cat: Innovación

 

La Atención a Domicilio Avanzada es la evolución de la Ayuda a Domicilio tradicional, que se ha sustentado en el trabajo del personal auxiliar en tareas de atención doméstica, personal, de ocio, etc., y que ahora incorpora las nuevas tecnologías que hasta la fecha parecían estarle vetadas. Así, la Atención a Domicilio Avanzada, además de continuar con su claro objetivo de atención asistencial directa  y promoción del envejecimiento en el propio hogar, añade una  labor de prevención y protección.

 

La incorporación de la tecnología posibilita el acceso a información del usuario durante las hora de no presencia del auxiliar, complementando la atención en aquellas franjas horarias en las que el auxiliar no se encuentra en el domicilio

 

La Atención domiciliaria está obligada a realizar una profunda re-evolución en su servicio, y debe ir más allá de la contratación de un profesional para atender a una persona con necesidades de apoyo en su domicilio. Debe diseñarse como un servicio integral y profesionalizado, que ofrezca una gama de servicios más amplia y que incorpore conceptos más proactivos apoyados en la tecnología.

La Atención a Domicilio Avanzada da este paso adelante e incluye, además de los servicios ofrecidos hasta ahora, la posibilidad de ir más allá cubriendo aquellas horas en las que el profesional auxiliar no está presente en el domicilio. Se trata de completar el círculo del servicio tradicional de presencia con un novedoso servicio de no presencia  que ofrezca seguridad a la personas y a sus familiares y, además, permita el seguimiento y detección de potenciales situaciones de riesgo.

Por tanto, la Atención Domiciliaria Avanzada ofrece una atención integral y personalizada orientada hacia la prevención, donde el domicilio toma, si cabe, mayor protagonismo como centro de cuidados.

Las TIC, supervisadas por profesionales, actúan como instrumento para favorecer la permanencia de la persona en su entorno familiar y comunitario.

Como no puede ser de otra manera, la intervención directa a través de profesionales sigue siendo la clave que hace de este servicio el más solicitado y el mejor valorado, pero ahora, apoyado por una herramienta tecnológica.

Beprevent permite crear un entorno doméstico inteligente y seguro para la persona. Y esto, a través de un sistema que le posibilita conservar las costumbre y rutinas habituales, que no le obliga a realizar cambios en éstas ni a llevar nada encima y que protege su intimidad ofreciendo solo aquella información que la persona está dispuesta a compartir.

Beprevent posibilita el seguimiento de los patrones de conducta (rutinas) y la detección de  cambios en estos patrones instalando estratégicamente en determinados objetos del hogar unas “etiquetas” (sensores) que convierte a casi cualquier objeto del hogar en un objeto inteligente, en un discreto observador.

 

Conocer situaciones como si ha tomado la medicación, ha comido o bebido, cual es su patrón de sueño-vigilia o si ha salido a la calle pueden ayudarnos de dos maneras:

  • Estar informados si se van modificadas, pueden ser signo de situaciones de contingencia y vulnerabilidad en el domicilio: alteraciones del estado de salud, caídas, problemas de movilidad, inicio de deterioros cognitivos, etc. y
  • Ofreciendo una información diaria de su adecuada realización lo que proporciona una indudable fuente de tranquilidad para la familia

 

 

Atención a domicilio tradicional vs avanzada
La principal diferencia entre ambos tipos de asistencia es que la avanzada ofrece

  • un servicio de no presencia que complementa al servicio de presencia llegándose así a una cobertura de 24 horas y
  • una información significativa de la actividad del usuario tanto a los profesionales como a los familiares.

La información proporcionada por Beprevent, tanto a la familia como a los profesionales, facilita

  • la personalización del servicio permitiendo establecer prioridades en los cuidados
  • Una atención preventiva y proactiva de las necesidades individuales.
  • La detección de anomalías en sus hábitos
  • la generación de confianza a través de la información en los familiares.
  • La mejora en la detección y prevención de situaciones de vulnerabilidad, dependencia y cronicidad en las personas mayores
  • La prevención de ingresos hospitalarios y visitas a los servicios de urgencias y atención especializada.
  • El acceso a los profesionales de una información automatizada y en tiempo real de la vida de cada usuario.
  • Dar respuesta a toda la diversidad de perfiles de usuarios que requieren respuestas muy distintas según sus necesidades.
  • La prevención e intervención ante situaciones de riesgo a través de una información fiable e inmediata.

 

La Atención a domicilio avanzada  da una respuesta profesional a las necesidades actuales y a los nuevos retos del envejecimiento de la población.

Desde el punto de vista del tipo de usuario, la Asistencia Domiciliaria Avanzada amplia el segmento de población al que se dirige la asistencia domiciliaria tradicional. Al ofrecer un servicio más económico y menos intrusivo permite que muchas personas con niveles de necesidad menores accedan al servicio. Esto, sin duda, es una importante estrategia de prevención que permite detectar e intervenir en situaciones antes de que puedan convertirse en irreparables.

No debemos esperar a que haya ocurrido un detonante (por ej. fractura de cadera) para iniciar el servicio y, para ello, ofrecer un servicio más adaptado y económico es una manera de hacerlo más accesible a todos.

Recommended Posts

Escribe tu comentario

0

Beprevent.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Puedo ayudarte?