Beprevent, Internet de las Cosas Cotidianas al servicio de las personas mayores

 Cat: Historias Beprevent, Innovación

A pesar de que el concepto Internet de la Cosas es cada día más familiar, aún es desconocido para la mayoría, y para los que no, resulta distante o sólo para ricos y grandes empresas. Pero si ponemos algunos ejemplos de Internet de las Cosas tendremos una visión más exacta de lo que este avance tecnológico nos puede ayudar en nuestra vida cotidiana y más concretamente como puede ayudar a las persona mayores.

¿Qué es el Internet de las Cosas?

No nos extenderemos mucho en conceptos teóricos pero vamos a dar una pequeña definición para que todos nos centremos y sepamos de qué hablamos.

Internet de las Cosas se basa en la interconexión de objetos cotidianos. Podemos decir que es la comunicación que se establece entre las “cosas” de nuestro uso diario, a través de una conexión a Internet, y que mejora la vida de las personas. Estamos ante una de las mayores revoluciones tecnológicas de nuestra era y eso que acaba de empezar. Cada vez despierta más nuestra atención y las inversiones en este ámbito son constantes. Citando a  Hans Vestberg (CEO de Ericsson) “Si una persona se conecta a la red, le cambia la vida. Pero si todas las cosas y objetos se conectan, es el mundo el que cambia”. Y en ese punto estamos…

 En 2020 se espera que haya 20.400 millones de objetos conectados a Internet

Veamos algunos ejemplos de uso y lo comprenderemos mejor. La idea común a los ejemplos que ahora veremos es que la función principal de esta tecnología es mejorar la vida de las personas.

Domótica: Las aplicaciones del Internet de las Cosas en el campo de la domótica seguramente son las más populares. Ya se comercializan y están al alcance de muchas familias. Ejemplos son seguridad en el hogar, limpieza, frigoríficos conectados, etc.

Ciudades inteligentes: Las Smart Cities son uno de los grandes ejemplos de cómo Internet de las Cosas está a disposición de las personas. Se prevé que en 2050 el 70% de la población vivirá en las ciudades. ¿Cómo podrán gestionar los ayuntamientos esta aglomeración de ciudadanos? Ejemplos: energías renovables, gestión de residuos y reciclaje, gestión del tráfico,  gestión del transporte público, etc.

Industria: la industria ya está inmersa en una revolución generada por la tecnología de Internet de las Cosas. Algunos ejemplos son impresora 3D, robots colaborativos, logística, trazabilidad de la mercancía, puertas inteligentes, almacenaje y clasificación, rutas de transporte, cadena del frío,  estanterías inteligentes, etc.

Agricultura y la ganadería: Solemos pensar que las zonas rurales están aisladas de los avances tecnológicos, pero el cultivo y la ganadería también tienen objetos conectados a Internet que les ayudan a optimizar sus tareas y rentabilizar sus labores. Ejemplos: tractores inteligentes, drones, sensores para frutas, sensores de animales, etc.

Salud: La vida cotidiana de las personas también es posible de mejorar con Internet de las Cosas. Las conexiones de objetos se han seguido sucediendo, generando un mundo de información que puede tener gran impacto sobre nuestro bienestar y salud. Existe lo que se ha venido llamando Internet de las Cosas Cotidianas y que se espera tenga una enorme repercusión en muchos aspecto de nuestra vida (físicos, sociales, médicos, etc.). Esta tecnología trata de poner en valor la información que nos pueden proporcionar objetos de uso cotidiano y accesibles a todo el mundo. Ejemplos: Relojes inteligentes con monitorización de constantes, adaptaciones que hacen la vida más fácil a personas con diversas discapacidades, dispositivos de detección y diagnóstico, etc.

Todos estos cambios y avances tecnológicos que estamos viendo también influyen de forma positiva en el ámbito de la salud. Médicos y pacientes se benefician de las aplicaciones del Internet de las Cosas en el sector sanitario.

 

Beprevent: Internet de las Cosas Cotidianas y Patrones de Conducta para el cuidado de personas mayores en el hogar

Beprevent se suma al reto que supone el envejecimiento de la población con una propuesta que plantea el uso del Internet de las Cosas con el objetivo de incrementar la seguridad de las personas mayores en el hogar, favorecer el mantenimiento de su independencia y participación social, así como reducir el impacto negativo que implican enfermedades crónicas y el deterioro asociado a la edad.

Todos los países occidentales, y Europa en concreto, asisten al envejecimiento acelerado de su población debido al incremento de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad, un fenómeno que se prevé aumente en los próximos años. Esta tendencia es especialmente preocupante en el caso de España, donde los mayores de 50 años (17,9 millones de personas) duplican a los menores de 18 (8,7 millones) y obliga a buscar soluciones que permitan mejorar el empoderamiento de los mayores y aumentar su autonomía. Enfermedades antes mortales han pasado, felizmente a convertirse en crónicas, lo que está conduciendo a que las personas se involucren en el cuidado de su salud sin la necesidad de que este se realice únicamente en hospitales o centros de salud.

Beprevent basa su propuesta en Internet de las Cosas Cotidianas como herramienta para mejorar el cuidado de las personas mayores poniendo en valor, por un lado, los objetos de uso cotidiano en el hogar y, por otro lado, los patrones de conducta y rutinas  con el objetivo de  mejorar su calidad, su salud, su bienestar y potenciar su independencia, pero también ofrecer una alternativa que permita la creación de servicios que posibiliten la sostenibilidad de los sistemas de salud y de cuidados sociales.

 

Beprevent es un sistema de monitorización de rutinas y seguimiento de actividad multipropósito en entorno doméstico para personas mayores

 

Veamos a continuación que significa todo esto…

  • Objetos cotidianos

Beprevent dota de inteligencia a cualquier objeto doméstico de uso cotidiano a través de sus etiquetas (sensores). Cada una de ellas, que podemos colocar en multitud de elementos diferentes, va aprendiendo las rutinas y hábitos particulares de uso que de dicho objeto realiza el usuario.

Beprevent es un sistema sencillo y no invasivo en el que cualquier objeto de uso doméstico y cotidiano se convierte en un discreto observador

Beprevent basa su sistema sobre los objetos cotidianos y se activa cuando la persona manipula uno de estos objetos que previamente se le ha colocado un sensor. Por esta razón, es muy importante definir qué hábitos tienen especial interés y seleccionar cuidadosamente los objetos que nos servirán para hacer el seguimiento diario de las rutinas. Conocer la rutina de las personas mayores a través del uso de objetos cotidianos proporciona una valiosa información sobre su bienestar físico y su estado de ánimo respetando su independencia e intimidad. Además de servir de elemento predictor de posibles situaciones de riesgo.

 

  • Monitorización y seguimiento

Beprevent es un sistema inteligente no invasivo que permite estar informado en todo momento de las actividades que las personas mayores realizan, facilitando así su vida independiente y una mayor autonomía. Se trata de un “asistente” que proporciona una información continuada y que avisa de alteraciones en las rutinas a través de una notificación en el teléfono móvil de modo que los familiares o cuidadores pueden consultar en todo momento la actividad diaria del usuario. Cuando se registran las actividades, el sistema procesa y analiza la información y, en tiempo real, lo comunica a los familiares a través de una notificación. La App Beprevent tiene múltiples usos y es personalizable, lo que permite que cada usuario y familiar seleccione qué información quiere recibir y con qué frecuencia.

 

  • Rutinas y actividades

Todas las personas, con independencia de la edad, tenemos una serie de hábitos y costumbres (patrón de conducta) que se repiten de manera inconsciente y que, si los observas con atención, dicen mucho sobre nosotros. Pero ¿por qué y cuál es la base de su importancia?

  • Las rutinas son personales y reflejan la singularidad de cada uno de nosotros.
  • Su conjunto compone un patrón único que refleja necesidades o gustos personales.
  • Suelen estar relacionadas con objetos que son instrumentos para conseguir nuestros objetivos.
  • Son muy estables y tendemos a repetirlas cada día. ¡Componen nuestra zona de confort y nos dan seguridad!
  • Están muy arraigadas en nuestro quehacer diario por lo que es poco probable que las modifiquemos si no es por algo puntual.
  • Los cambios que se pueden producir en ellas suelen ser predictores de situaciones excepcionales que, no tienen por qué estar relacionadas con situaciones negativas pero que, en muchos casos nos alertan ante posibles situaciones de crisis

 

 Somos lo que hacemos

 

  • Multipropósito

Beprevent permite que cada usuario, junto con su familiar o cuidadores, decida qué objetos seleccionar para cubrir sus necesidades de información en función de sus características personales, su deseo de conservar su intimidad, las necesidades concretas de información o sus temores. La solución no preestablece qué objetos se van a seleccionar y se adapta al singular patrón de conducta que cada persona tiene en su hogar y a sus necesidades. Para ello pone a disposición del usuario y su familia 5 sensores (etiquetas) que éstos pueden colocar en casi cualquier objeto del hogar del que tengan interés en recibir información. La única limitación es que el objeto requiera movimiento por parte del usuario para su uso.

  • Entorno doméstico

En el caso de las personas mayores, el entorno más cercano como es su domicilio adquiere un valor extraordinario. Su deseo de continuar viviendo en su casa, el tiempo que pasan en ella y lo arraigado de sus ruinas dentro de ella, convierten el domicilio en el mejor lugar para monitorizar su patrón de conducta y, a partir de él, poder inferir y prevenir cambios o situaciones de crisis.

  • Personas mayores o con discapacidad

Beprevent ofrece una solución a todas aquellas personas que desean seguir manteniendo una vida independiente en su domicilio a través de un sistema de información personalizado y en tiempo real, que hace la función de ‘asistente personal’ y que permite que los familiares y/o cuidadores se mantengan informados de sus actividades de su día a día y consigan la tranquilidad de saber que todo marcha bien.

 

Si tienes una persona mayor a tu cargo y quieres ofrecerle los mejores cuidados y evitar riesgos, puedes encontrar más información sobre Beprevent en ¿Qué es Beprevent?

También puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 900 921 952 o enviando un correo a info@beprevent.es. ¡Estaremos encantados de hablar contigo!

Consigue tu tranquilidad sabiendo que todo marcha bien en casa de los que más quieres

Recommended Posts
0

Beprevent.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Puedo ayudarte?