Modelo de Atención Centrada en la Personas en una empresa de Ayuda a Domicilio #1

 Cat: Consejos, Innovación

Los servicios de Ayuda a Domicilio (SAD) tratan de cubrir las necesidades  de las personas mayores para que permanezcan en casa el máximo tiempo posible, pero ¿Cómo se hace? ¿Cuál es su modelo de atención? Hasta la fecha todos los avances en este sentido se encuentran enmarcados en un paradigma muy teórico y muy poco práctico que únicamente nos ha llevado a reflexiones sobre el papel que no se han visto llevadas a la práctica.

¿Cuál es actualmente el modelo de intervención de las empresas de Ayuda a domicilio? Más aún… ¿Tienen modelo?

El objetivo de una empresas del sector de la atención a domicilio debe ser el poder diseñar un modelo de atención capaz de implementar y coordinar diferentes servicios que sirvan para cubrir las necesidades de las personas mayores en el domicilio. La metodología de trabajo debe permitir ofrecer una cartera de servicios individualizada para cada usuario llevándonos a una práctica real y centrada en la persona, en lugar de únicamente a una gestión de recursos humanos como podemos apreciar en la práctica actual, lo que termina despersonalizando el servicio y dejándolo en manos del profesional que acude al domicilio con unos procesos de gestión de calidad y consecución de objetivos vacíos. Convertir los servicios de proximidad que actualmente percibimos como servicios complementarios en la base de la atención a domicilio.

Para ello debemos disponer de una metodología de trabajo que permita diseñar procesos de colaboración para ayudar a las personas a acceder a los apoyos y servicios que necesitan para alcanzar una mayor calidad de vida basada en sus propias preferencias y valores. Debe ser un conjunto de estrategias para la planificación de la vida que se centra en las elecciones y la visión de la persona, y que intervenga sobre las necesidades y miedos de los usuarios.

Por lo tanto, un servicio de ayuda a domicilio debe poder basarse en un modelo capaz de:

  • Llevar a cabo los servicios necesarios y diseñados para la persona, sin olvidar el fin básico de mantener su máxima autonomía y la capacidad de favorecer el desarrollo de las actividades de la vida diaria para que la persona pueda seguir desarrollando las actividades que son importantes para ella.
  • Promover y dar diversas opciones para el desarrollo de la autonomía con el fin de que la persona pueda proseguir con su proyecto de vida. Lo importante es que la persona sienta que mantiene el control de su vida, se la respeta y que puede influir en su ambiente.

En un intento por incorporar el modelo ACP, algunas empresas de Ayuda a Domicilio realizan amplias valoraciones del estado de la persona, del domicilio, de su entorno social, realizan su historia de vida, etc. Pero ¿Para qué sirve toda esta información recogida? ¿Cómo se traslada al servicio? ¿Verdaderamente se refleja  en el apoyo que va a recibir la persona en su hogar? Confunden instrumentos, cómo son las entrevistas o la historia de vida, con el modelo en sí y confunden estrategias con objetivos. Lo que está claro es que el factor determinante para un adecuado servicio es el flujo de información y que dicha información nace del usuario y se debe distribuir por una red de apoyo adecuada. Y quizás la clave se encuentre en encontrar un canal que sea capaz de trasmitir dicha información para que los diferentes actores sean capaces de organizarla , analizarla y llevar a cabo una intervención única y singular para cada persona.

El flujo de información es determinante en el diseño de un servicio de Apoyo en domicilio basada en el modelo ACP

Una adecuada metodología que se basa en realizar un adecuado análisis de la información proporcionada por la persona mayor, la familia y su entorno:

Desde la persona

Debemos buscar recibir una información pragmática, real, significativa y que ponga en valor la heterogeneidad y el dinamismo de las personas mayores, huyendo de una información estática y homogénea.

  • Valores individuales: Intereses, preferencias, necesidades y deseos actuales
  • Rutinas: Son la base de sustentación del modelo. Las rutinas dan significado a nuestra forma de ser y vivir nuestro día a día.
  • Recursos: Activamos todos los recursos latentes de la persona y su entorno. Facilitando una coordinación entre todos ellos.

Desde la empresa

Debemos ser uno de los receptores de la información aportada por los diferentes actores del proceso y tener la capacidad de realizar una adecuada gestión de servicios en base a la información recibida.

  • A través de esta información creamos indicadores medibles que nos general información real y veraz sobre la situación de la persona en su domicilio y podemos elaborar su Plan de Día, totalmente personalizado y exclusivo.
  • A través de nuestros indicadores recogemos la información necesaria y única sobre la que se realizará el seguimiento. Respetamos el derecho a la intimidad de cada persona.

Desde la familia

Un comunicación de información bidireccional

  • Siendo capaces de emitir información interesante para el diseño del plan de atención (miedos de los familiares, preocupaciones, recursos que pueden aportar, etc.)
  • A la vez que reciben información por parte de la persona mayor y de la empresa SAD como parte implicada en el proceso de atención si así lo desea la persona.

Como resumen, decir que esta metodología de trabajo nos permite:

  • Implementar un modelo de  Atención Centrada en la Personas en empresas de Ayuda a domicilio.
  • Desarrollar marcos de evaluación simplificados, centrados en lo que de verdad importa a la persona y sus necesidades.
  • Continuar aprendiendo bajo formula de investigación – acción y realizar intervenciones globales basadas en la evidencia.
  • Hacer un mejor uso de los recursos existentes mejorando la eficiencia
Recommended Posts
0

Beprevent.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Puedo ayudarte?